In Blog Bajo la Lupa

Aunque somos una web que opina de los activos bursátiles desde el punto de vista del Análisis Técnico, no está de más que uno aprenda cómo debe leer un Informe de Resultados porque éstos repercuten en los gráficos técnicos, confirmando o anulando nuestro escenario o visión de lo que se forma en los mismos.

Los Informes de Resultados Empresariales importantes suelen ser los Trimestrales, aunque los hay Anuales y Semestrales. Nos enfocaremos en los Trimestrales ya que son los que provocan más movimientos en los precios de las acciones. Es decir que, 4 veces al año, el mercado se pone nervioso esperando por los mismos. Suelen usarse los meses de enero, abril, julio y octubre para su publicación.

El volumen de trading y volatilidad se incrementan en estos períodos, lo que genera oportunidades de inversión para los que operan a cortísimo plazo, ya que las empresas ofrecen orientaciones de futuras ganancias o pérdidas potenciales y que luego son estudiadas por los analistas económicos del mercado. El mercado tiende a estar pendiente de si la empresa falla, cumple, o bate esas expectativas y esto genera fuertes movimientos en el precio. Para los analistas técnicos, lo que produce es la confirmación o no de las figuras que se han trazado y sus potenciales alcistas o bajistas.

Estos informes son la mejor forma de medir la salud financiera y el futuro de una empresa desde el punto de vista económico, aunque todo ello se refleja en los gráficos antes y por eso, repetimos, somos analistas técnicos. Estos informes son la fuente de información más fiable y consistente disponible sobre la empresa. Esto debe tomarse como una suposición ya que todos conocemos los casos de falsedades que han habido durante la historia bursátil.

Términos que debes leer de los informes.

Los informes son largos, aburridos y llenos de términos que si no eres Licenciado en Económicas no vas a poder entender, pero puedes aprender a leer los puntos que necesitas conocer e interpretar para invertir. Aunque los conceptos son más amplios te los mostraremos de una forma sencilla para que los entiendas. Disculpen, Licenciados, de las pobres aseveraciones que hagamos.

1.- Ingresos.

En general, es lo ingresado por las ‘ventas’ que han hecho la empresa de su ‘producto’.  Es el dinero cash -líquido- que ha conseguido hacer. Si es un número bajo, la compañía podría tener problemas para cubrir costes y gastos, así que obviamente, los inversores aquí quieren ver crecimiento cada vez que se publiquen.

2.- Beneficio Neto.

Después de que la empresa haya pagado todos los costes y gastos, es lo que queda de la diferencia contra los ingresos. Estará al final de los informes, restando las columnas de Ingresos y Gastos. Lógicamente, es clave que crezcan progresivamente: cuanto mayor, mejor para el devenir de la empresa, aunque si al final del Informe la empresa emite un warning -aviso de problemas futuros-, pues se dejan un poco de lado, ya que la Bolsa es un instrumento que descuenta el futuro, no el presente.

3.- Ganancias por Acción o EPS.

EPS (Earnings Per Share, en inglés) significa ganancias por acción. Para calcular esto, sólo necesitas dividir el Beneficio Neto por el número de acciones en circulación. También indica el beneficio atribuible a cada acción. Cuanto más alto sea el EPS, más valdrán las acciones ya que los inversores estarán dispuestos a pagar más para tener mayores retornos. Y esto es por lo que los inversores -más bien las agencias de rating- valoran más el EPS que los beneficios.

4.- Otros Indicadores.

En compañías nuevas y, sobre todo, de negocios nuevos o jóvenes, como actualmente los tecnológicos, se suelen fijar más en el crecimiento de ‘seguidores’ diarios, lo que les da una idea del potencial futuro de la empresa, más que en el beneficio o ingreso actual. Casos como Twitter, Whatsapp, Snap o Facebook son una prueba de ello.

Pero como decíamos antes, todo se reduce a expectativas. Se pueden publicar resultados impresionantes, pero si la compañía –o alguna Agencia de Rating o Calificación-dice que pueden venir malos vientos, es decir, emiten un ‘warning’, la empresa puede sufrir una caída de su precio en bolsa en vez de las subidas por sus buenos resultados. Y todo eso se refleja en el gráfico antes de que ocurra, como te hemos comentado siempre.

Resumiendo,  los resultados trimestrales que se publican no sólo se comparan con los resultados del año anterior, sino que también los comparan con las expectativas futuras y es ahí donde cada uno juega su papel para controlar el precio: unos dirán cosas a favor y otros en contra; quien tenga más peso, gana la partida, pero lo normal sería que si baten las expectativas, las acciones normalmente subirán. Si están por debajo de lo esperado, entonces verás como el precio empieza a caer.

Esperamos que este pequeño artículo te ayude a entender la maraña de datos técnicos que se emiten en los informes de resultados, aunque volvemos a repetirte que todo se refleja antes en los gráficos porque los de dentro tienen la información y ‘la información es difícil de callar’.


"Siempre que visito una web de la que tomo información provechosa visito su publicidad para que siga existiendo".

Recommended Posts

Leave a Comment

Contáctanos

Envíanos un correo electrónico y nos pondremos en contacto contigo, lo antes posible.

¿Cambiar Captcha? captcha txt

Escribe lo que deseas buscar y pulsa enter