Todo plan o proyecto en nuestras vidas debe estar edificado sobre un método al cual hay que aplicarle absoluta disciplina para que tenga éxito. En bolsa, nuestro eslogan toma doble valor ya que podemos arruinarnos.

Busque su método de inversión y aférrese a él aplicándole disciplina. No sea hoy analista fundamental y mañana analista técnico. Nunca abandone un método de éxito por rumores; actúe según lo que vea, no según lo que oiga.

Si descubre que en situaciones prácticamente idénticas, algunas veces compra y otras veces vende, es que sucede algo terrible con su disciplina; sea consistente.

logo-light2

Toda la información acerca de la compañía, de sus nuevos productos, de su gestión y, por tanto, de sus fundamentales, de los que tanto nos preocupamos y de lo que tanto parece que sabemos, está ya incorporada en el precio y el gráfico nos lo muestra antes de que ocurra.

Comprendimos hace bastante tiempo que ni usted ni yo vamos a descubrir una noticia beneficiosa para nuestros intereses antes de que ésta se haya hecho visible en un gráfico. Debe aceptar que nunca va a descubrir una noticia importante de un valor antes de tiempo; cuando la vea publicada en un periódico o web, ya será tarde. De cada 100 rumores, no más de uno o dos serán ciertos.

El XAR le ayudará a comprar y vender con los de “dentro” sin ni siquiera saberlo. Nunca compre o venda un valor sin revisar el gráfico y cuando oiga un rumor, más aún.

Todo valor, objeto de inversión, pasa por 4 fases o ciclos: Suelo, (1), Alcista, (2), Techo, (3) o Bajista, (4). Durante un año de inversión busque el momento ideal para invertir, en ese momento puede ganar lo de todo el año.

Le aseguramos que el mercado también pasa por esos ciclos, por lo tanto usted debe invertir cuando sea el momento ideal. No se precipite al invertir, si un valor se le escapa vendrá otro se lo aseguramos por los años de experiencia.

Si va a comprar, hágalo en mercados alcistas, no compre cuando la tendencia del mercado es bajista, y si va a vender, hágalo en mercados bajistas, no venda cuando la tendencia del mercado es alcista; habrá meses que es mejor no estar en el mercado, porque está en lateralidad, tómese esos días de relax.

Con el paso de los años, hemos comprendido que cuanto más automático hemos ajustado nuestro sistema y cuanto menos sujeto ha estado a juicios y emociones, más beneficioso se ha vuelto.

El miedo hace que el pánico se apodere de uno, y le hace vender en el suelo, mientras que la ambición le motiva a comprar cerca del techo. Analice el gráfico y deje las emociones a un lado. Esto es una carrera a largo plazo, no a corto plazo, es una forma de vivir.

Una orden con stop de protección le ayudará a que usted no tenga que vigilar de cerca el mercado durante todo el día, lo que le permitirá concentrar todas sus energías en su negocio o trabajo. Sepa lo que está dispuesto a perder antes de comprar o vender un activo, ese será su stop de protección.

Aunque su sistema sea bueno, nunca llegará a la perfección debido a que el futuro es incierto y siempre nos sorprenderá, eso implica equivocarse de vez en cuando; además, su disciplina puede sufrir un desvanecimiento en cualquier momento.

Aunque proteja sus inversiones con un stop de protección, si pierde un 20% en una posición en la que había puesto todo su capital, su bolsillo sufrirá una grave corrección y si eso se vuelve a repetir puede que esto le eche del mercado.

En cambio, si tiene distribuido su capital en varios valores, ese 20% en una posición, sólo podría representar el 1% de su capital total. Diversifique su capital en varios valores y a ser posible en varios sectores del mercado.

Todos tenemos un impulso natural a no cortar las pérdidas, repito, ¡TODOS!. Posiblemente esté grabado en nuestros genes desde que nacemos. La defensa natural de la auto-estima o de nuestro ego trabajan en contra de nuestra Disciplina, no de nuestro Método, así que aférrese al Método cuando dude. ¡Hágalo!.

Si un valor se vuelve negativo, aunque le cuenten cosas maravillosas, aunque pague dividendos, ¡véndalo!, verá con el tiempo cómo dará las gracias y su método y su disciplina se reforzarán. Si se ha equivocado estudie el por qué del error, aprenderá más que del triunfo, aprenderá a conocerse. No se enamore de los valores, las emociones son destructivas en Bolsa.

No convierta una operación de corto plazo en una operación de largo plazo sólo por el mero hecho de no cortar las pérdidas a tiempo. El stop de protección le ayudará a ello. No espere a vender pensando en una recuperación del valor; vuelva a leer el primer párrafo de este punto.

Los gráficos muestran una vez tras otra que el volumen es importantísimo en toda confirmación de noticia, así que, nunca crea en ningún rumor potencial que no muestre un significativo aumento de volumen pero, antes de que conociese el rumor porque usted será, posiblemente, de los últimos en conocerlo.

Las negociaciones para que ese rumor sea cierto debieron llevarse semanas atrás, así que los que están implicados en la misma habrán comprado o vendido antes que usted.

Toda fuga alcista en una figura técnica debe venir acompañada de volumen, si no hay volumen en la rotura, ¡venda! si pierde el punto de fuga. No compre un valor cuando hay buenas noticias, especialmente, si el gráfico muestra un avance importante antes de la publicación de la noticia, su proporción riesgo/recompensa es muy baja y podría quedarse atrapado en los máximos de subida, recuerde el punto 3º.

No entre en Bolsa como se entra en un casino: a intentar dar en el blanco a la primera, conseguir el dinero necesario para una causa e irse rápidamente.

Le aseguramos que si eso le ocurriese, volverá a intentarlo nuevamente; en psicología, este comportamiento se llama reforzamiento intermitente y un día lo perderá todo.

Si la segunda vez que entre no está preparado y pierde, su psiquis, se comportará como un jugador impulsivo de casino, querrá recuperar el dinero perdido a la misma velocidad, y lo volverá a perder como en esos centros de juego.

La proporción riesgo/recompensa es muy baja si no está preparado, aplique pues el punto uno de estas reglas.

No quiera ganar siempre mucho dinero, lo mejor es vivir tranquilo y siempre sumando en el cómputo total. Aunque sus amigos les diga que han ganado millones en Bolsa sin haberse preparado y sin método y usted sienta envidia, le aseguramos que el que invierte así terminará pagándolo caro, en cualquier momento de su vida se quedará sin capital y tal vez sin familia o amigos. Controle la ambición en Bolsa.

Ahora usted puede invertir en Bolsa con dinero que no posee, son los llamados créditos o apalancamientos que le conceden las Agencias o Sociedades de Bolsa.

Le aconsejamos que no los use y, si los usa, no lo haga por costumbre. Como le decíamos en las anteriores reglas, usted debe entrar en el mercado cuando tenga todas las cartas a su favor, así que el crédito utilícelo sólo y exclusivamente, cuando tenga un elevado % de éxito en la operación, si no lo hace así, puede perder ese dinero que no tenía y el que tenía.

Tampoco recomendamos jugar con dinero que se necesita a corto plazo. Si el mercado, ataca constantemente nuestra psiquis; jugando con dinero que se necesite o con dinero apalancado, hará que nuestra disciplina falle más de la cuenta.

Los Derivados son productos peligrosos, apropiados para profesionales y jugadores de alto riesgo; si no se domina su juego, mejor permanecer alejado, aunque no se les debe tener miedo, sino intentar dominarlos con un Método y una Disciplina.

Los Derivados son activos que recomendamos usar para proteger una posición en la que estemos invertidos. Si usted está invertido y su sistema le dice que el mercado corre riesgos en contra de esa posición, protéjalo con derivados: si está comprado venda derivados, y si está vendido, compre derivados, vaya a donde vaya el mercado, usted estará protegido, eso sí, úselos sólo si su sistema duda, lo mejor es aplicar el punto 3º y 6º.

Todos los decálogos están muy bien ya que ayudan a reforzar nuestra psiquis, pero si no se les lleva a la práctica, no sirven de nada. Nosotros le aseguramos que el nuestro funciona al 100%, pero hasta que usted no lo practique no le sacará el rendimiento adecuado.

Le vamos a poner a prueba, cuando esté en el mercado y esté nervioso y su corazón lata muy rápido y no tenga la cabeza fría, vuelva a este decálogo y reléalo; si encuentra la solución en ellos del por qué se siente tan mal, actúe en consecuencia con lo que ha leído, le aseguramos que nunca es tarde para comenzar a aplicarlos.

Y si no tiene un método o una disciplina, contrate a un buen asesor bursátil; con el XAR no le hará falta, pero usted es libre de elegir. Incluso si tiene uno, el XAR le ayudará a tener otro punto de vista o a consolidar sus propias opiniones.

Contáctanos

Envíanos un correo electrónico y nos pondremos en contacto contigo, lo antes posible.

¿Cambiar Captcha? captcha txt

Escribe lo que deseas buscar y pulsa enter