In

Al operar a través de CFDs, las PAMM deben tributar bajo su ley tributaria:

Los contratos por diferencias son un producto derivado que te permite beneficiarte de los cambios de valor de un activo sin necesidad de poseerlo y, como las acciones, ofrecen como rentabilidad la diferencia entre el precio de compra y el de venta, pero liquidados de forma diaria.

La suma de todos los resultados de esas liquidaciones diarias al cabo del año fiscal consta en tu declaración de la Renta y se suman al cómputo de ganancias y pérdidas patrimoniales. De este modo, un buen rendimiento de una inversión en CFDs puede compensar las pérdidas en Bolsa o en otro producto financiero similar de cara a Hacienda.

Al estar integradas como rentas del ahorro en el cálculo del ajuste anual del IRPF, la diferencia que recibas de CFDs tributa igual que el resto de productos de inversión. El cálculo debe hacerse teniendo en cuenta los gastos de corretaje, las comisiones y los intereses, salvo los que pagas como comprador.

Si has obtenido pérdidas, no tienes que tributar por ellas dado que tu patrimonio no ha aumentado. Además, debes plasmarlas en tu declaración pero no es obligatorio compensar las ganancias de 2018 con las pérdidas del mismo año, dado que la ley contempla que puedes compensar el resultado en los cuatro años siguientes a haber sufrido pérdidas.

Si has conseguido ganancias una vez integrado el saldo final de nuestras operaciones con CFDs en la base imponible del ahorro, tributarán como otros productos de inversión, es decir, un 19% de IRPF por los primeros 6.000 euros recibidos, un 21% hasta 50.000 euros y un 23% a partir de esa cantidad.

Contáctanos

Envíanos un correo electrónico y nos pondremos en contacto contigo, lo antes posible.

¿Cambiar Captcha? captcha txt

Escribe lo que deseas buscar y pulsa enter