In Blog Bajo la Lupa

Los índices de acciones de EEUU se están comportando como verdaderos “chicharros”: no paran de subir, no regulan y están llevando al mercado a una nueva burbuja de incalculables consecuencias.

Hay 2 razones que explican este comportamiento:

  • Las QEs -Quantitative Easing- (Programas de Expansión Cuantitativa o Flexibilización Cuantitativa consistentes en aumentar la cantidad de dinero en circulación mediante la compra de activos en el mercado) aprobadas desde 2009.
  • Y el llamado, por nosotros, EGO TRUMP.

En el primero de los casos, los grandes inversores entienden que los mercados nunca se caerán en el futuro, ya que desde que aparezca un problema que pueda afectar al sistema financiero, a las primera de cambio, se aprobarán nuevas QEs, porque se supone que eso es lo que ha ocurrido desde 2009 cada vez que el mercado se iba a girar a la baja. Se supone que eso nos ha sacado de la crisis, pues si funciona una vez, debe funcionar siempre, ¿o no es así?

los grandes inversores entienden que los mercados nunca se caerán en el futuro, ya que desde que aparezca un problema que pueda afectar al sistema financiero, a las primera de cambio, se aprobarán nuevas QEs,

En el segundo caso, la victoria de Trump ha traído consigo a un escudero como Goldman Sachs, grandes grupos bancarios de inversión que manejan los mercados a su antojo. Ya ha “prometido” los 30.000 para el Dow Jones y tal como se comporta este señor, no se extrañe de que los veremos. Quiere ser recordado como el Presidente que más subió los mercados con su mandato; esperemos que no consiga desaparecerlos.

¿Cómo se comportan los chicharros?

Las subidas de estos valores son verticales, casi sin regulaciones. Por el camino dejan muchos gaps -huecos- en la cotización. Son avisos de señales de comportamiento negativo futuro. De repente, llega una noticia y el valor, al no tener soportes anteriores, se derrumba igual que subió.

En el caso del Dow Jones, SP500, Russel 2000 y otros, observamos pautas parecidas.

No es posible que, antes de la crisis, el Dow Jones cotizara en 14.198 y cayera a los 6.469 puntos, para estar cotizando ahora mismo por encima de antes de la crisis, en los 26.000 puntos zonales, casi el doble. Es un escenario de recuperación totalmente imposible, se debe a las 2 razones expuestas en los primeros párrafos. Sinceramente, no creemos ni que se haya superado la anterior crisis. Esperemos que no salga ningún muerto detrás de la puerta, nuevamente, porque eso sí debería ser el fin de las QEs para el futuro. Estamos seguros que hay algún que otro muerto detrás del armario, pero ahora se esconden, como es el caso del Deustche Bank en Alemania.

Y esto lo saben los inversores, por lo menos, los españoles, que no se fían. Una demostración de ello es que el Ibex35 no termina de arrancar y créanme, no se debe a Cataluña, que influye, se debe principalmente a que temen invertir y que a los índices de EEUU les dé por girarse a la baja con fuerza.

Tenga en cuenta que una caída del Dow Jones a nuestras XAR Amarillas sobre los 20.000 puntos zonales, supondría entre un -23% y un -27% y seguiría siendo alcista. En cambio, eso para el Ibex35 sería un desastre. Revise dónde está cada línea XAR del gráfico de Medio/Largo Plazo del Dow Jones y estudie qué podría ocurrirle al Ibex35 en cada caso, si cayese a esos puntos.

El ascenso del precio en el Dow Jones o SP500 nosotros la etiquetamos como la estructura de la ‘subida de la hormiga’: todas las hormigas van una detrás de otra y cuando se rompe la cadena, el resto queda a la deriva y tienen que buscar otro camino para llegar a casa, una casa que ya puede estar derrumbada por el origen del ataque: observe las fuertes regulaciones que realiza el Russel 2000 en esos caminos de hormigas.

El ascenso del precio en el Dow Jones o SP500 nosotros la etiquetamos como la estructura de la ‘subida de la hormiga’

El ORO también está subiendo, cuando básicamente son valores contrapuestos, ya que se usa como protección en la mayoría de las ocasiones. Muy posiblemente, los que están comprados en acciones se estén cubriendo con ORO ante una futura bajada de las acciones…

Cuál será el desencadenante de una caída de las acciones y cuándo ocurrirá es a lo que hay que estar atentos. Hace unas semanas salió una noticia negativa para TRUMP en cuanto a sus relaciones con los rusos y las elecciones en las que fue elegido. El índice cayó 400 puntos, sólo un 1.2% en aquel momento, pero fue un aviso.

Ya ha visto lo que le ha ocurrido al Bitcoin, otro chicharro salido de la nada, que se lo han cargado los ‘grandes’ cuando han querido. Veremos si sale de las cenizas, si encuentra otro camino para llegar a casa, si no lo han destruido, como al de las hormigas.

Pero, sí queremos dejarle claro que, si no ocurre nada, en unos meses o tal vez semanas, llegaremos a esos 30.000 puntos en el Dow Jones, porque hay mucho EGO Trump/Trampa.

Leave a Comment

Contáctanos

Envíanos un correo electrónico y nos pondremos en contacto contigo, lo antes posible.

¿Cambiar Captcha? captcha txt

Escribe lo que deseas buscar y pulsa enter